Entradas

Mostrando entradas de enero, 2012

Precuelas y otros neologismos

Paradójicamente, la fuente de muchos latinismos recientemente incorporados al español es una lengua no latina, el inglés. El inglés combina dos facetas aparentemente contradictorias: por un lado, un respecto extremo a la lengua fuente (reflejado en la exactitud de la transcripción e incluso la adopción del plural latino en muchas ocasiones, pero respecto a eso ya hablaré otro día) con una integración tan plena que llega a deformar las palabras importadas al igual que hace con las de origen propio.

Así, tanto el inglés como el español disponen de la palabra sequel/secuela, procedente del verbo latino sequor (seguir). En ambos casos se trata de un cultismo, un préstamo del latín.

Sin embargo, el inglés ha aplicado un proceso léxico conocido como clipping (se podría traducir como recorte), a lo cual a su vez añade diversos prefijos. Esto ha dado lugar a una familia léxica que incluye, entre otras, las siguientes:
pre+(se)quel = prequel, aquella obra que se crea después de otra (de ahí lo …